España logra que los países de la UE aprueben nuevos equipos conjuntos de investigación judicial y policial contra el crimen
El ministro Francisco Caamaño, que presidió este viernes, en Bruselas, el Consejo de Ministros de Justicia de la UE, logró el consenso general para la aprobación de un nuevo modelo de equipos conjuntos de investigación judicial y policial. Asimismo, obtuvo amplio apoyo a dos propuestas que figuran entre los objetivos prioritarios del semestre de presidencia española de la Unión: la Orden Europea de Protección a las víctimas y sobre la adhesión de la UE al Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales.

Francisco Caamaño subrayó que la propuesta de resolución del Consejo para la creación de equipos conjuntos de investigación judicial y policial, en la que se han implicado muy activamente Eurojust y Europol, "constituyen una herramienta de extraordinaria utilidad en la lucha contra el crimen y las organizaciones criminales transfronterizas, como España conoce por experiencia, ya que ha sido pionera junto con Francia en el desarrollo de estos equipos en Europa". El ministro también destacó que esta iniciativa es una muestra "visible de la cooperación en el espacio de la libertad, la seguridad y la justicia", además de "un magnífico ejemplo de confianza mutua" entre los países de la UE.

El Consejo de Ministros de Justicia también expresó un amplio respaldo a la propuesta española para la creación de una Directiva de Orden Europea de Protección, que busca proteger a las víctimas de delitos, o posibles víctimas, en toda la UE. Esta directiva, permitirá que cualquier Estado pueda pedir a otro Estado miembro el mantenimiento de las medidas de protección para una persona víctima de delito que se hubiera trasladado a ese país. Francisco Caamaño subrayó que, pese a los obstáculos propios debidos a las distintas legislaciones, la Orden Europea de Protección avanza hacia buen puerto, a lo que sin duda también ha ayudado el informe favorable a la propuesta española emitido por el servicio jurídico del Consejo.

Otro de los asuntos en el que los ministros de Justicia de la UE han avanzado de manera decisiva ha sido la propuesta de adhesión al Convenio Europeo de Derechos Humanos (Tratado de Roma). La presidencia española, como también los otros dos países ‘socios' en este semestre, Bélgica y Hungría, asumieron este reto con el firme propósito de alcanzar cuanto antes este acuerdo, ahora más fácil con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, que proporciona la base jurídica.

A iniciativa del ministro Francisco Caamaño también se abordaron otros asuntos de gran importancia como la propuesta de directiva sobre el derecho a interpretación y a traducción en los procesos penales y las relaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos. En este sentido, Francisco Caamaño destacó los esfuerzos que realiza la presidencia española para mejorar la cooperación y explicó que en una reciente reunión de funcionarios de alto nivel "acordamos la aplicación de todos los aspectos de la Declaración de Washington, sobre movilidad, seguridad, cuestiones judiciales y cooperación internacional". El ministro de Justicia indicó que "la protección de datos es una parte fundamental de esta cooperación" y que es intención de España trabajar con EE.UU. en la evaluación de los acuerdos de Asistencia Judicial y de Extradición.